Los 4 primeros imprescindibles.

Muchos son los artículos que debemos adquirir para la crianza de nuestro bebé, pero en este post queremos destacar, dentro de la alta puericultura, los cuatro imprescindibles en el momento del nacimiento, lo podríamos resumir respondiendo a cuatro preguntas:
1 – ¿Cómo transportaremos al bebé desde el hospital a casa y sucesivos viajes en coche?
2 – ¿Dónde dormirá cuando llegue a casa?
3 – ¿Dónde lo bañaremos?
4 – ¿Cómo sacar a pasear a la calle a nuestro bebé?

Posibles respuestas:
1 – ¿Cómo transportaremos al bebé desde el hospital a casa y sucesivos viajes en coche?
Si hay un segmento en la puericultura que destaca por su rapidísima evolución, dejando obsoleta en poco tiempo cualquier novedad, este es el de los sistemas de retención infantil, “las sillitas de coche”, en relativamente poco tiempo se ha pasado de la práctica inexistencia a los capazos o cucos homologados, de estos a los grupos 0 compatibles con el paseo y posteriormente los primeros grupos 0-1 ambos con normativa E-44 en sus diferentes versiones y actualmente a los grupos 0 o 0-1 con normativa R-129, conocida popularmente como I-size.
Aunque todas las opciones, excepto la del cuco, cumplen con un nivel básico de seguridad siempre se recomienda elegir la mejor versión posible. En la elección del sistema de retención es donde recomendamos, y ofrecemos, el máximo nivel de asesoramiento posible.
El consejo que siempre damos desde Takatac Altea es que, en caso de querer ahorrar en la compra de los artículos del bebe, este ahorro no se haga nunca en seguridad.

2 – ¿Dónde dormirá cuando lleguemos a casa?
Habitualmente, durante los primeros meses de vida, se opta por una pieza de tamaño moderado y fácil movilidad que nos permite ponerla junto a nuestra cama y desplazarla por la casa, habitualmente al salón durante el día, esta pieza suele ser un moisés o minicuna, la gran mayoría de estas piezas miden 80×50 cm y actualmente se fabrican con sistema “colecho” que mejora la visualización del bebe desde nuestra cama.
Hay infinidad de propuestas en este tipo de artículo, tanto en materiales como en diseño, colores, etc. En este caso la elección suele ser una simple cuestión de gustos ya que son piezas homologadas para la función que han de desempeñar.
Ocasionalmente, y dependiendo de la configuración del hogar, casas muy pequeñas, casas con dos plantas, etc. Se puede optar por una cuna de medida estándar, 120×60 cm en versión colecho en la habitación de los padres, en este caso se debe tener en cuenta que, normalmente, la cuna se solo utilizará en la habitación.
También existe la posibilidad de utilizar un “nido” que puede hacer las veces de minicuna en los primeros días de vida.

3 – ¿Dónde lo bañaremos?
La opción más cómoda para asear a un bebe es la de la bañera-cambiador en el aseo o cuarto de baño ya que mantenemos la misma temperatura durante todo el proceso y tanto la toma de agua como el desagüe de esta es mucho más práctico, por otra parte el cambiador se utiliza mucho después de dejar de utilizar la bañera original ya que nos sirve de apoyo en el post baño.
En caso de tener problemas de espacio, hay diferentes opciones dentro del mismo aseo y, en cualquier caso, siempre se mantiene la posibilidad de realizar el baño en la habitación optando por la bañera de mueble con cajones, que después tienen una larga vida como cómoda, esta opción todavía es más válida si carecemos de espacio para guardar la ropa y otros artículos del bebe.
4 – ¿Cómo sacar a pasear a la calle a nuestro bebé?

Salir de casa con nuestro bebé es una de las sensaciones más placenteras que realizaremos como familia, aunque existe la posibilidad del porteo, esta opción la dejaremos para otra ocasión y nos centraremos en la más habitual, el carrito.
La elección de esta pieza es una de las más importantes y a veces estamos condicionados por opiniones o experiencias ajenas o simplemente gusto personal, en este tema es muy importante plantearnos el tipo de uso que le vamos a dar, cuantas veces lo tenemos que plegar y desplegar, que coche tenemos para cargarlo, etc. Casi se puede resumir en “donde vivimos”, porque, aunque se puede usar cualquier carrito en cualquier circunstancia, no es igual una familia que vive en el núcleo urbano con ascensor o en planta baja y salen siempre paseando desde casa, que una familia que vive en urbanización o en el campo y siempre deben cargar y descargar el carrito del coche.
En este caso recomendamos “probar” los carritos, manejarlos, plegarlos, etc. para intentar estar lo más convencidos posible en el momento de la elección, una vez elegido el modelo ya hay total libertad para elegir colores según el gusto de los usuarios.

Open chat