El descanso

Hay diferentes, casi tantas como familias, opciones a la hora de elegir los tiempos y artículos a usar en el descanso de los bebes, siempre debemos tener en cuenta que cada familia y cada bebé es totalmente diferente, no queremos aquí aconsejar sobre los tiempos en cada estancia ni los artículos de puericultura a usar, la intención es presentaros las posibilidades dando información de estas.

Con mamá y/o papá

En los últimos años ha crecido, hasta ser prácticamente la única usada, la opción del “colecho” en sus diferentes opciones, directamente en la cama usando un nido, junto a la cama, moisés o minicuna o directamente cuna. La comodidad a la hora de tener visibilidad y acceso al bebé la hacen una opción práctica y segura.

Los nidos o reductores acolchados se pueden, suelen, usar para tener al bebe en la propia cama o para usar en otras estancias, sobre sillón o sofá, etc. Habitualmente no se usa como pieza principal sino como complemento a estas.

La opción más habitual, y a la vez más práctica es la del moisés, o minicuna, de colecho por su versatilidad y comodidad a la hora de moverla por las diferentes estancias de la casa, la medida habitual es de 80 x 50 centímetros y el uso suele ser de una media de seis meses.

La opción “económica” es la de la cuna de colecho desde el primer momento, la medida más popular de las cunas es de 120 x 60 centímetros, el principal problema de esta opción es que, generalmente no se puede usar en otro espacio que no sea la habitación por la dificultad para pasarla por las puertas de la casa, por lo tanto hemos de tener presente que su uso será exclusivo en este espacio.

Su primera habitación

En la presentación ya decíamos que nuestra intención no es la de marcar los tiempos ya que hay un sinfín de condicionantes que marcaran el paso del bebé a su habitación. Las posibilidades, en cuestión de mobiliario, son muy amplias, sea cual sea la elección de la cuna siempre debemos tener presente las posibilidades en gran mobiliario, los artículos más habituales son la cómoda, que se suele usar como cambiador, y el armario, en cuanto a las cunas las resumiremos en las tres más populares.

Cuna “clásica”, el 90 por ciento de las cunas vendidas son las de medida universal, 120 x 60 centímetros, la gran ventaja de esta pieza es que por su tamaño también se puede usar en la habitación de los padres, aunque su homologación suele ser hasta los cinco años lo habitual es pasar al bebé a la cama bastante antes.

Maxicuna o cuna-cama, algunas marcas ofrecen esta posibilidad, de medidas superiores a la habitual, 140 x 70 centímetros, la gran diferencia es que están diseñadas para usar como camita de estas dimensiones sin hacer una inversión adicional hasta, aproximadamente, los siete años.

Convertible, muchas familias ven en esta opción la posibilidad de tener una habitación de larga duración ya que cubre tres etapas, desde el paso del bebé a esta como maxicuna, 140 x 70, después como camita, 140 x 70 sin barandilla y, finalmente, cama de 190 x 90 más mesitas, escritorio y, dependiendo de la versión, cajones o cama nido.

Complementos y textiles

Como información adicional recordar que en la elección de los artículos anteriormente expuestos debemos tener en cuenta también la elección de los colchones entre las diferentes opciones así como todo el textil necesario para vestir las cunas, colchas, protectores, sábanas y los diferentes complementos de decoración o auxiliares.

Open chat